¿CUMPLIRA EL PSOE, POR UNA VEZ, SUS COMPROMISOS?